Friday, 8 de October del 2021

La Marina de Guerra y su importancia en la independencia

El mar fue el camino tomado por las fuerzas libertadoras para lograr la independencia del Perú.

La Marina de Guerra y su importancia en la independencia
La Marina de Guerra del Perú es heredera de la armada del mar del sur creada por la corona española en 1580 para mantener la seguridad de las rutas marítimas, en particular del Callao a Panamá.

Para mantener la independencia de Argentina y Chile, se requería hacer lo propio en el Alto y Bajo Perú. Para ello, las fuerzas al mando del general José de San Martín debían jaquear al núcleo del poder español asentado en el virreinato peruano. Eso significaba llevar las fuerzas propias por vía marítima, previo control del mar.

Se constituyó una Expedición Libertadora, cuya escuadra al mando del británico Thomas Alexander Cochrane estaba formada por ocho buques de guerra y dieciocho transportes que llevaban 4.500 soldados.

Esta fuerza zarpó de Valparaíso el 20 de agosto de 1820, arribó a Pisco el 7 de septiembre, desembarcó el 8 e inició sus operaciones terrestres al despachar una columna patriota hacia el interior.

El cuerpo principal del ejército expedicionario se desplazó el 26 de octubre por mar hacia el norte de Lima y se estableció en Huaura. Desde allí se logró que los realistas abandonaran la capital el 6 de julio de 1821, para luego ingresar San Martín a proclamar la independencia


NACE LA MARINA

El libertador encargó al capitán de navío británico Martín Jorge Guise organizar una marina de guerra adecuada para los tiempos, y lo nombró su primer comandante general.

La naciente entidad heredó el establecimiento terrestre y portuario del Departamento Marítimo del Callao y adoptó las ordenanzas navales españolas, excepto las normas disciplinarias a bordo, que fueron británicas.

La primera nave en enarbolar el pabellón nacional fue la goleta Sacramento, capturada el 17 de marzo de 1821 por los hermanos Victoriano y Andrés Cárcamo y rebautizada como Castelli.

En septiembre se incorporaron los bergantines Belgrano y Balcarce, que habían servido a los realistas con el nombre de Guerrero y Pezuela. En noviembre se sumó la corbeta Limeña; a principios de 1822, la goleta Macedonia; y luego la Cruz, el bergantín Coronel Spano y la fragata Protector.

En febrero de 1824, el Callao fue retomado por las fuerzas realistas, lo que llevó a extender el bloqueo patriota hacia el puerto de Chancay, al norte de la capital. La escuadra peruana, entonces, mantuvo un bloqueo del Callao por casi dos años, tiempo durante el que ocurrieron varias incursiones y un enfrentamiento con la escuadra realista.

Aunque las hostilidades cesaron con la capitulación española tras el triunfo del ejército patriota en la Batalla de Ayacucho, el 9 de diciembre de 1824, quedaría en el Castillo del Real Felipe un puñado de realistas al mando de Ramón Rodil, quien finalmente se rinde en enero de 1826.

Así desaparecen los últimos vestigios de la dominación española en el Perú y se consolida una institución que nace con la patria: la Marina de Guerra.





EN LA AMAZONÍA

Fue Ramón Castilla quien el 20 de abril de 1845 ordenó la exploración de la Amazonía, con la intervención del comandante Francisco Carrasco. Personaje notable de la historia de la Marina Fluvial Peruana, este marino integró en 1846 una expedición compuesta por cuatro canoas y dos balsas, y emprendió la incorporación del oriente amazónico al Perú.

El 7 de enero de 1861, Castilla, en su segundo gobierno, dispuso que en la provincia litoral de Loreto se estableciera una factoría, una grada de construcción, una escuela náutica y después un dique y una fábrica de ladrillos.

También ordenó construir en Londres dos buques a vapor grandes, dos de menor tamaño y una máquina de vapor para la factoría. Así nace el Departamento Marítimo Militar de Loreto, a cargo de un comandante general con residencia fija en la zona.


PRIMERAS OPERACIONES

• La función inicial de la Armada Peruana fue bloquear los puertos del sur en manos realistas.

• El 15 de octubre de 1821 se envió a la corbeta Limeña y los bergantines Balcarce y Belgrano para controlar la costa entre Cobija y Nazca.

• A finales de ese mismo año se realizó la Primera Expedición a Puertos Intermedios y se capturó Arica.

• En 1823, el presidente José de la Riva-Agüero encargó el mando de la Armada al capitán de navío José Pascual de Vivero, secundado por Guise al frente de la Escuadra. Ambos planificaron la Segunda Campaña a Puertos Intermedios.

  • 0
  • 0
  • 0