Saturday, 20 de November del 2021 ENTREVISTA

"La respuesta está dentro de ti"

Cada joven necesita su propio tiempo para decidir qué carrera seguir. Debe investigar, reconocer sus aptitudes y no tener miedo a equivocarse.

Antes de investigar las carreras, el joven debe pasar por el proceso de conocerse a sí mismo

¿Qué implica elegir una carrera profesional?

Elegir una carrera es solo un aspecto de la orientación vocacional, la culminación de todo un proceso que abarca el autoconocimiento, la visualización de los deseos a futuro y haber investigado con responsabilidad.

¿Equivocarse es parte del aprendizaje?

Lo que llamamos equivocación no es una equivocación. Si vives un proceso claro y completo, y eliges una ruta que después ajustas o perfeccionas, no es un error, es parte del camino. Mucha gente estudia algo y trabaja en otra cosa. Diría que la mayoría de los adultos hace cosas que no imaginó a sus 16 años.

¿Entonces deberíamos erradicar el temor a la equivocación?

Al menos, disminuirlo. Equivocarse es un derecho y siempre te puede encaminar. Lo importante es perder el miedo y prepararse para un devenir vocacional que no siempre es claro desde el inicio.

¿Qué debe hacer el joven si tiene muchos intereses?

Yo lo veo como una ventaja. Tiene frente a sí un universo extenso de intereses y curiosidades. Necesita empezar a diferenciar, pues a veces los gustos están más vinculados con la afición. Por otro lado, hay que darles oportunidad a los gustos que van quedando para un proyecto profesional. Hay que tocar la carrera con las manos, hay que informarse por Internet, pero sobre todo meterse en la carrera: conversar con gente que la vive en su modo más cotidiano.

¿Qué papel cumple un test de orientación vocacional?

Sea cual fuere, si es un test que ha sido probado, puede arrojar algún tipo de luz. Puede nutrir un poco la mirada de uno mismo, pero nunca será un diagnóstico. Nunca va a arrojar la respuesta. Conozco chicos que están en contra de sus respuestas. Entonces, diría que juega un rol complementario, nada más.

¿Cuáles son los errores más comunes en los que incurre un joven al decidirse por una carrera?

En primer lugar, esto tiene que ver con la cantidad de información. Una universidad te muestra algo, el colegio te apura o tu tío te sugiere. Uno siente que lo jalan de un lado a otro. Pero la elección es un proceso personal. No vale la pena compararse con quien ya eligió. Otro error es que se fomenta mucho mirar las carreras. Se suele decir mira esta nueva carrera o mira cómo funciona esta otra. La idea es mirarte a ti mismo. La respuesta vocacional no está en los folletos ni en Internet, está dentro de uno. También pasa que no se informan con responsabilidad, solo perciben un par de sensaciones, no profundizan en la investigación y eligen rápido para salir de esa incomodidad.

¿Cuál es el rol de los padres y amigos?

Vale la pena escucharlos, pero ellos no van a vivir tu vida. Los papás suelen generar cierta presión, no con mala intención, pero en los chicos hay cierta sensación de retribuir a sus padres. Podrían hablar de lo que vivirá el adolescente, pero con mucha ilusión, sin miedos ni advertencias sobre el futuro.

  • 0
  • 0
  • 0